Actualidad : Novedades

Portada > Actualidad > Novedades > Aldaia inaugura el primer Museo del Abanico de toda España
Carmen_Javega_inauguración Museo del Abanico
28/03/2015

Aldaia inaugura el primer Museo del Abanico de toda España

La alcaldesa Carmen Jávega ha inaugurado este recinto museístico
Carmen_Javega_inauguración Museo del Abanico
Carmen_Javega_inauguración Museo del Abanico
Carmen_Javega_inauguración Museo del Abanico

La alcaldesa de Aldaia Carmen Jávega, junto con el Presidente de la Asociación de Palmiters Manel Rochina han inaugurado el Museo del Abanico en el edificio de la Llotgeta del municipio, el primero en toda España y el único de titularidad pública en toda Europa.  

 

Aldaia es la cuna del abanico, y es por ello que es el mejor lugar para albergar un museo de estas características, en el que la alcaldesa Carmen Jávega ha luchado para que el edificio de la Llotjeta, que hasta el momento acogida alguna exposición puntual de palmitos, se convirtiera en el primer Museo del Abanico de España, el cual va a poner en valor una de las principales señas de identidad del municipio de Aldaia.

 

El abanico es un símbolo de la cultura española y en especial de la valenciana con fuerte arraigo en la actualidad. Una joya que fusiona a la perfección el arte y la funcionalidad. Reconocido internacionalmente con un objeto de calidad extraordinaria.

 

Y es que en Aldaia albergan desde hace muchos años las fábricas de abanicos que han ido pasando de generación en generación y es por ello, que los abaniqueros y vecinos del municipio llevan pidiendo la apertura de este museo desde hace años.

 

Carmen Jávega aldaiera y amante de los abanicos, ya que allí donde va habla del palmito, ha conseguido gracias a su constancia y trabajo convertir la Llotgeta en el primer Museo del Abanico que hay en España, pero no solo eso, sino que además se ha realizado los trámites pertinentes para que se se incluya dentro del Catálogo de Bienes de la Generalitat Valenciana y que forme parte de la Red de Museos de la Generalitat, también se  ha solicitado para que se incluya en el de la Diputación.

 

El museo consta actualmente de más de 150 abanicos cedidos por los artesanos y coleccionistas, y de instrumentos donados para entender todas las fases de fabricación de un palmito, como puede ser caladoras o telas.

 

Este edificio quiere englobar toda la historia de los palmitos desde sus orígenes hasta la actualidad, para que los visitantes puedan observar los cambios y la trayectoria que ha tenido este elemento tan significativo durante tantos siglos. Pero además van a poder ver el proceso que lleva la fabricación de un abanico, las herramientas y maquinarias que se utilizaban antiguamente y como han ido evolucionando hasta la actualidad.

 

Es un lugar emblemático que va a llevar a la gente a descubrir un lenguaje diferente al que están acostumbrados a oír, el lenguaje del abanico que tanta historia envuelve detrás de esas obras de arte hechas a mano.

 

La alcaldesa ha recalcado en su discurso que “sin las donaciones y cesiones desinteresadas de nuestros vecinos: abaniqueros y coleccionistas, no habríamos logrado poner en pie este museo”.

 

Por otro lado Manel Rochina, como Presidente de la Asociación de Palmiters considera que esto es un gran paso para  Aldaia, porque un museo de esta envergadura solo se podría situar en un municipio como este, porque la historia y la esencia del abanico es Aldaia.

 

Este acto de inauguración es solo el principio de lo mucho que le queda por ir creciendo a este proyecto museístico, que se irá desarrollando en los próximos meses para situar a Aldaia, el palmito y su museo en el lugar que le corresponde.

 

También se ha creado una página web, en la que se da toda la información acerca de este museo, se han hecho libros, los cuales ahondan en la historia del abanico y de los artesanos. Además se van a iniciar contactos con otros museos relacionados con esta temática para establecer nexos de colaboración de manera que se proyecte la imagen de este museo fuera de las fronteras de la Comunidad Valenciana.

 

El abanico es un elemento que diferencia y engrandece a los aldaieros, y es por ello que Jávega allá donde va presume de su pueblo y de los artesanos que realizan unas auténticas joyas, muestra de ello es que en Aldaia se hacen los abanicos de los grandes diseñadores de alta costura y se restauran los palmitos de los principales museos del mundo.

 

Por todo ello Carmen Jávegacerró  su discurso recalcando que “debemos mostrar al mundo lo que somos y lo que constituye el mundo que rodea a la fabricación del abanico; y este museo es la ventana perfecta para realizarlo”.

 

Durante todo el día se realizaron actividades relacionadas con el museo, se llevaron a cabo  varios talleres infantiles para familiarizar desde pequeños a los aldaieros más jóvenes, seguidamente se entregaron los premios del concurso de dibujo de los colegios.

 

Al mediodía se realizó una comida en homenaje a los abaniqueros que han cedido palmitos al museo y que han contribuido a que este proyecto pueda ser ahora una realidad.

 

El día finalizó con tres charlas qimpartidas por Manel Rochina, y por miembros de la asociación Mª José Martínez y Blay Villa, pero además los más pequeños pudieron disfrutar de una actuación de marionetas.